EQUO reclama 20.000 árboles para la ciudad

Ante las altas temperaturas sufridas en las últimas semanas y el alto nivel de ozono registrado en agosto, es evidente que nuestra ciudad necesita más árboles, para reducir las temperaturas, absorber parte de la contaminación y hacer de Córdoba una ciudad más verde y acogedora. Frente a actuaciones como la reciente e innecesaria tala de árboles en la calle Sagunto con motivo de las obras de supuesta mejora que el Ayuntamiento ha comenzado, EQUO considera necesario un plan de reforestación urbana, así como un profundo cambio en la forma de considerar el arbolado y la vegetación urbana.

La gestión del PP en los dos últimos años se ha caracterizado por su pésima gestión medioambiental y por un desinterés hacía el patrimonio natural de la ciudad, fundamental para el bienestar de los cordobeses y cordobesas. Con la nefasta actuación de la concejal Laura Ruiz, el PP ha ido eliminando árbol tras árbol en la ciudad y ha realizado un gestión de parques y jardines inoperante y destructiva: el eucalipto del Alcázar, el árbol de Vallellano, tala indiscriminada e innecesaria de árboles en Ciudad Jardín y en calle Sagunto, talas en la Ribera del Río, la eliminación de árboles en la Estación de Renfe, la creación de una comisión del árbol a la que no respetan ni consultan antes de tomar decisiones, etc.

Foto: Otra Córdoba es posible

Foto: Otra Córdoba es posible

La necesidad de que una ciudad como Córdoba, que durante el verano alcanza temperaturas muy elevadas, disponga del máximo número de árboles hace imperiosa una política que ponga el árbol como eje central. Igualmente, es fundamental  abandonar la visión meramente ornamental de las zonas verdes que impera ahora mismo y que la política de zonas verdes y arbolado se haga con coherencia y desde una visión integral, que tenga en cuenta el clima, las especies más apropiadas, etc. 

Es importante considerar, como señala Diego Rodríguez, coportavoz provincial de EQUO, “que la ciudad es para uso y disfrute de los vecinos y vecinas y es evidente  que un mayor parque de árboles en los distintos barrios harían más llevaderas las altas temperaturas que soportamos durante la época estival”. Asimismo pone de relieve que “está dotación de arbolado público ayudaría también a los turistas a visitar nuestra ciudad y a incrementar las pernoctaciones en época no frecuente por el riguroso calor”.

Según Pepa Bonilla, coportavoz de la formación ecologista, “existe una errónea actuación municipal de éste y anteriores gobiernos municipales de llenar toda la ciudad de granito y cemento  eliminando gran cantidad de árboles de sombra Es imprescindible realizar otro tipo de gestión del arbolado dirigido a incrementar el número de árboles y acabar con los años de cemento que han asolado a la ciudad”.

Muchas han sido las quejas, siempre sin respuesta,  de los vecinos en los distintos barrios donde se han producido las talas indiscriminadas de árboles que han generado auténticas zonas intransitables.

Para EQUO, la Junta de Andalucía ha realizado también actuaciones desafortunadas en la Ribera y en el entorno de la Sierra, eliminando árboles catalogados.

EQUO exige que se respeten los árboles existentes en Córdoba tanto por el Ayuntamiento como por la Junta de Andalucía y pide que cuando realicen actuaciones de mejora en los barrios se acabe con las talas indiscriminadas de árboles y se planten 20.000 árboles de sombra en toda la ciudad incluidas las barriadas periféricas de Cerro Muriano, Alcolea, Villarrubia y El Higuerón. Estas actuaciones redundarán en una mejora de la calidad de vida para los vecinos y vecinas.

Deja una respuesta