Acto en Conquista: “La gran estafa llamada crisis” (I)

El pasado sábado día 22 de diciembre, dos miembros de EQUO, Antonio Pintor y Félix Igea, participaron en una charla-coloquio con los vecinos y vecinas de Conquista (Córdoba), en la Casa de la Cultura. El evento, titulado “La gran estafa llamada crisis”, ilustró a las veinte personas participantes sobre las causas, los protagonistas, las consecuencias y las alternativas a la misma.

A lo largo del evento se expuso el concepto de crisis en todas sus vertientes: alimentaria, social, ética, ecológica, financiera, inmobiliaria, bursátil y política. Asimismo se explicó el plan llevado a cabo por los estafadores y las posibles soluciones alternativas a esta estafa. Se propusieron soluciones tanto personales como políticas. Algunas de estas reflexiones se expresan a continuación.

Cartel charla

De las diferentes acepciones de la palabra crisis, las que más se aproximan al significado popular son las que hacen referencia a una situación que no funciona y que ocasiona un cambio. Sin embargo, ante la crisis económica se ha instalado con fuerza la acepción referente a escasez y carestía, como si además se tratase de algo que se ha producido de manera natural. Algo similar a un terremoto, un tsunami o cualquier otro desastre ocasionado por las fuerzas de la naturaleza, y no como consecuencia de una manera de hacer política y un modelo económico concreto. Es el caso del capitalismo en su versión más salvaje en cuanto a desregulación y falta de control, lo que se conoce como neoliberalismo.

Es conveniente aclarar que se trata de una crisis sistémica, es decir, que va intrínsicamente vinculada al sistema capitalista, que forma parte de su esencia y que es además poliédrica, o sea, con múltiples caras o manifestaciones. Destacan por su gravedad la alimentaria, ecológica, política, social y por supuesto financiera y económica.

Conquista.Equo 041Tras la 2ª Guerra Mundial, en la que murieron entre 45 y 70 millones de personas —cerca de 40 millones en Europa—, el presidente de los Estados Unidos convocó el 1 de julio de 1944 a 44 naciones en el complejo hotelero de Bretton Woods con el objetivo de llegar a la paz y prosperidad con una política librecambista, creándose dos organismos clave en la economía actual.

Uno de ellos fue el Banco Mundial. Entre sus propósitos declarados (aunque no cumplidos) están, reducir la pobreza mediante préstamos de bajo interés, créditos sin intereses a nivel bancario y apoyos económicos a las naciones en desarrollo. Está integrado por 186 países miembros.

El otro organismo que se creó fue el Fondo Monetario Internacional. Éste busca fomentar la cooperación monetaria internacional, afianzar la estabilidad financiera, facilitar el comercio internacional, promover un empleo elevado y un crecimiento económico sostenible y reducir la pobreza en el mundo entero.

Pero como se ha expresado en el título del artículo, se trata de una gran estafa. Y como en toda estafa, se necesita un plan, unos estafadores y unos sujetos a los que estafar.

Antonio Pintor, miembro de EQUO

Un comentario

  1. Tus artículos son un verdadero tratamiento contra la falaz intoxicación informativa, con la que pretenden contagiarnos a todos.
    Muy bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *