EQUO Andalucía se pronuncia sobre el parón a las energias renovables

EQUO Andalucía condena la moratoria a las renovables y pide una revisión total del mercado eléctrico

• La medida perjudica a las consumidores y es inútil, ya que no sirve para frenar el déficit de tarifa.

• Provocará un aumento del consumo de combustibles fósiles, de la contaminación y del gasto público, agravando aún más la crisis.

El Real Decreto Ley 1/2012 que suspende “de forma temporal” las primas a las energías renovables afectará de forma negativa a los consumidores, la economía, el empleo y el medio ambiente en Andalucía y en el conjunto de España. Es una llamada a utilizar más combustibles fósiles y un intento de desviar la atención sobre los verdaderos problemas energéticos que tiene el país y que son, fundamentalmente: altísima dependencia del exterior, ineficiencia energética y emisiones disparadas de CO2.

EQUO Andalucía considera que las primas a la generación eléctrica con energías renovables han impulsado el desarrollo de una industria y una tecnología nacional de primer nivel y han contribuido a la generación de millares de puestos de trabajo, muchos de los cuales ahora se perderán, sumándose a los 20.000 empleos que ya se han destruido durante los años 2009 y 2010 como consecuencia de las actuaciones del anterior gobierno. También destruye las posibilidades de creación de empleo futuro ya que el RD atenta directamente contra el Plan de Energías Renovables 2011-2020 (PER 2011-2020) que  estima en unos 300.000 los puestos de trabajo que se crearían en el sector de las renovables en esta década. En servicios energéticos, las estimaciones son que se podrían crear cerca de un millón.

La moratoria a las renovables no va a contribuir, además, a frenar el déficit de la tarifa eléctrica, que se eleva ya a 28.500 millones de euros (fuente: Comisión Nacional de la Energía), porque sus causas son mucho más complejas que el mero apoyo a las renovables, incluyendo aspectos como las subvenciones al carbón nacional y los injustificados ingresos de las centrales nucleares e hidráulicas ya amortizadas. Un estudio  de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) señala que entre 2005 y 2010 las renovables supusieron, en realidad, un ahorro neto al sistema de 9.173 millones de euros. A día de hoy, estas fuentes representan el 17% de los costes del sistema (fuente: Fundación Renovables), con tendencia a la baja por su margen de innovación tecnológica. Por el contrario, las importaciones de gas, petróleo y uranio superan los 40.000 M€ y nuestra mayor intensidad energética equivale a más del 1,5% de nuestro PIB. Por otro lado, de los datos aportados en el PER 2011-2020  se deduce que a medio y largo plazo el petróleo, gas y carbón costarán al consumidor español diez veces más que las renovables.

EQUO denuncia que la liberación del mercado eléctrico español no es real, que está diseñado legalmente para que los principales grupos energéticos y sus asociados obtengan unos beneficios que son de los mayores del parque industrial español y mundial. Si a esto unimos las necesidades eléctricas del transporte por carreteras que en los próximos diez años se augura que su fuente de alimentación empezará a ser la electricidad, la tarta es enorme.

Por todo ello, EQUO demanda:

1. Que se impulse a escala estatal un mercado energético basado en tecnologías limpias de generación, reconociendo lo que suponen de oportunidad para un desarrollo industrial certero de nuestra economía, y se legisle un marco de mercado y de eficiencia  basado en la generación distribuida. Además de facilitar tanto al consumidor como a las PYMES Energéticas su implicación en el mercado eléctrico.

2.  Que a todas las tecnologías de generación eléctrica se les aplique las mismas exigencias,  incluyéndose todos y cada uno de los costes reales de todo el parque de generación, desde el mantenimiento de los residuos nucleares, ayudas al carbón, alcance real de los acuerdos con países suministradores de hidrocarburos, y que se incorporen a las reglas de mercado las pérdidas eléctricas en el transporte de energía, en relación a la causadas en generación distribuida.

3. Establecer un plan de reconversión del parque hidráulico español en grupos de bombeo, para que este recurso pueda ser utilizado de manera óptima y contribuir a un incremento de la generación con renovables.

4. Que se desarrollen cuanto antes las redes inteligentes a fin de facilitar la generación distribuida: Grandes Núcleos de Consumo Estatal y Regional

5. Que se articulen los mecanismos fiscales y de la administración del Estado necesarios para facilitar el ahorro e inversión en el mercado eléctrico distribuido, y la financiación de organismos públicos.

6. EQUO propone incentivar a partir de mecanismos fiscales la consolidación industrial de las tecnologías de generación renovable, hasta obtener precios de los equipamientos para competir en los mercados eléctricos.

7. EQUO impulsa igualmente las autovías y anillos regionales de transporte de energía para que se facilite la integración de las energías renovables del sur del Mediterráneo en el resto de Europa, si en estos países los mercados eléctricos favorecen las políticas indicadas anteriormente.

8. EQUO propone proyectar mecanismos de compensación que faciliten el desmantelamiento progresivo del parque de generación con hidrocarburos y nucleares, una vez que la puesta en funcionamiento de las políticas industriales propuestas así lo permitan.

Deja una respuesta